Categorías
Consejos

10 Consejos y trucos para conseguir vuelos baratos en 2020

Aunque los precios del petróleo han tenido una tendencia a la baja a causa del coronavirus, es posible que hayas notado que el costo de los boletos aéreos no ha bajado tanto.

Pero a pesar de que el petróleo en la actualidad es barato aún no se ha traducido en vuelos baratos para los usuarios, pero si es posible encontrar excelentes ofertas en tarifas aéreas si conoce los trucos para conseguirlos.

Al ahorrar en boletos, tendrás más dinero para gastar en otras cosas (piensa más en comida, bebidas, regalos, recuerdos, ahorros, etc.).

Si te gusta viajar y explorar los maravillosos destinos que hay en el mundo por conocer, te mostraremos cómo ahorrar algo de dinero en boletos aéreos sin comprometer tus merecidas vacaciones.

Estos son los 10 consejos que pueden ayudarte a encontrar vuelos baratos y ofertas de viajes en los Estados Unidos esta temporada.

Hacer uso de los motores de búsqueda de viajes o comparadores de precios en vuelos

Si todavía no estás haciendo esto cuando buscas vuelos más baratos, definitivamente es hora de que comience a utilizar estos sitios para buscar y reducir opciones de vuelos más baratos para ahorrar algo de dinero.

¡Lo más importante a tener en cuenta es que no te quedes con una sola opción, busca en diferentes sitios y compara precios!

Para la mayoría de nosotros, el tiempo invertido será una buena inversión.

Algunos sitios que puedes visitar son Travelocity, JetRadar, Orbitz, Wego, Skyscanner, Kayak, Momondo, Hipmunk, CheapOair, Airfarewatchdog, Dohop, Mobissimo, TripAdvisor, Google Flights y Expedia y muchos otros.

Estos sitios web son muy fáciles de usar. Ok, eso puede no ser cierto para todos, pero incluso los menos fáciles de usar entre ellos no son ciencia espacial.

Por lo tanto, no ignores estos sitios si deseas buscar y comparar tarifas aéreas. En su mayor parte, todo lo que tienes que hacer es ingresar tus preferencias y seguir experimentando con diferentes combinaciones y opciones hasta que estés satisfecho. ¡Pan comido!

Kayak es bastante eficiente para aquellos que buscan viajar a diferentes ciudades.

Todo lo que tienes que hacer es ingresar los destinos previstos, la fecha de salida y el horario preferido. Su sistema inteligente producirá todas las rutas plausibles para ti en un santiamén, clasificadas según el precio, sin que tengas que mover un dedo.

  1. Tener en cuenta el presupuesto disponible

Esto es obvio.  Al utilizar las aerolíneas low cost te puede ayudar a conseguir precios de vuelos más baratos, aunque siempre hay cargos extras en este tipo de vuelos.

Es posible que el presupuesto de vuelo no se ajuste a la idea de todos de unas vacaciones relajantes, pero volar en aerolíneas de bajo costo siempre que sea posible puede ahorrarte mucho dinero.

Si no se está seguro acerca de las rutas que vuelan las aerolíneas de bajo costo, puedes consultarlo online.

Al viajar por Europa, puedes recoger vuelos en aerolíneas como easyJet, Ryanair, Air Lingus, CityJet, German Wings y Vueling.

Extendiéndose desde el punto anterior en el que hablamos sobre el uso inteligente de los motores de búsqueda de viajes, ten en cuenta que la mayoría de los sitios de comparación de viajes / vuelos en línea omiten notablemente a muchas de sus compañías de presupuesto favoritas.

En caso de que te lo estés preguntando, JetRadar es uno de los raros motores de búsqueda de viajes que incluye incluso aerolíneas de bajo costo, ¡así que asegúrate de revisarlo si deseas más opciones de viaje!

Y como con cualquier otra búsqueda de vuelos que realices online, asegúrate de no saltar a la tarifa aérea «más barata» que aparece en la pantalla hasta que sume todos los cargos asociados primero para determinar el costo real de tu billete de vuelo

  1. Coger un vuelo con escala

Si no tienes prisa y esperar un poco en algún aeropuerto no es un inconveniente para ti una de las formas más seguras de ahorrar dinero en viajes es volar en una ruta con escales.

Las escalas pueden variar desde una simple hora hasta incluso un día completo (o más), por lo que depende de ti si prefieres pagar menos por tus vuelos a cambio de pasar algún tiempo en el aeropuerto de conexión.

El mayor problema es que el tiempo que pasas en los aeropuertos consume el tiempo «libre» que de lo contrario disfrutarías en tu destino final.

Si te conforma con un viaje con una escala larga, visita los lugares para ver o actividades para hacer cerca del aeropuerto de escala. Una escala de 10 horas puede brindar la oportunidad perfecta para visitar un monumento famoso o explorar una nueva ciudad. A cada uno lo suyo.

A tener en cuenta que no siempre un vuelo con escala es el más barato pero es una opción que debes considerar.

  1. Suscríbete en listas de correos para recibir ofertas y descuentos

A nadie le gusta una bandeja de entrada de correo electrónico con cientos de mensajes, pero si hay descuentos y ofertas en vuelos, hoteles puede ser muy ventajoso.

En caso de que tengas curiosidad, theflightdeal.com tiene una muy buena lista de ofertas de vuelos seleccionados de para Estados Unodos: Nueva York, Boston, Filadelfia, Washington DC, Baltimore, Miami, Fort Lauderdale, Dallas, Phoenix, Los Ángeles, San Francisco, Portland, Seattle y Chicago.

Su sitio es a partes iguales fácil de navegar y perfectamente compartimentado, por decir lo menos, eso solo te ayudará a ahorrar tiempo por completo.

Otro sitio web que puedes consultar para obtener increíbles ofertas de vuelos es holidaypirates.com. Este sitio es particularmente útil para aquellos que tienen la intención de embarcarse en una aventura de exploración desde Europa en general.

Su equipo se enorgullece de descubrir las mejores ofertas de viajes con un ojo independiente haciendo uso de múltiples fuentes a diario, y «¡solo publica ofertas que tengan una buena relación calidad-precio y sean emocionantes!»

  1. Visita las páginas de las aerolíneas y compara precios

En la mayoría de los casos, encontrarás tarifas exclusivas en sus propios sitios que no se comparten con los motores de búsqueda de viajes o las agencias de viajes.

¡Pero ten en cuenta que estos asientos con descuento suelen ser algo limitados! ¡Compara entre diferentes aerolíneas (regulares y económicas) y entre las diferentes clases de asientos ofrecidos!

Si puedes disfrutar de la clase ejecutiva en una aerolínea económica por el mismo dinero que pagaría por volar en una aerolínea más «prestigiosa», mejor para ti.

Terminas en el mismo destino pero disfrutas de una experiencia más cómoda y lujosa. Por qué no?

También es posible que desees comparar las tarifas para 1 y 2 pasajeros, ya que algunas aerolíneas ofrecen tarifas especiales para un par de viajeros de vez en cuando.

  1. Se Flexible

Tienes que ser flexible en muchos aspectos diferentes si realmente quieres conseguir los vuelos más baratos que existen.

Aquí hay algunos consejos que puedes tomar nota de la próxima vez que busques conseguir vuelos baratos:

Día y horario, volar a mediados de la semana, a altas horas de la noche o en las primeras horas de la madrugada es probable que pagues menos que sus homólogos que vuelan los fines de semana y en horarios convenientes, como a última hora de la mañana o al mediodía, aunque es probable que tengas que termines con los ojos cansados 🙂

Los vuelos durante y alrededor de las principales temporadas festivas como Navidad, Semana Santa y Año Nuevo también tienden a ser más costosos, al igual que los que se realizan durante las vacaciones escolares, ya que aumenta la demanda de billetes aéreos.

Intenta agregar un par de días a tu viaje antes o después de los días de viaje previstos para ver si tales combinaciones reducirán la tarifa.

Para saber qué día es el más barato para volar, simplemente busca con la casilla de verificación «vuelo de ida» marcada y juega con el sistema.

¡A veces, la diferencia de solo un día puede significar unos cientos de euros en ahorros! Entonces, si no eres flexible en las fechas en que deseas volar y / o regresar, es bastante difícil asegurarse de encontrar el vuelo más barato.

Si no tienes más remedio que volar durante los días de mayor tráfico, asegúrate de jugar con los sistemas de reserva y explorar los  sitios web para comparar precios todo incluido y ver qué aerolínea tiene la tarifa general más barata ese día, a qué hora, con que combinaciones se puede obtener el mejor precio.

  1. Reserva con tiempo

Vale la pena reservar tus vuelos lo antes posible, cuando estés muy seguro de que puedes viajar durante ese período previsto. Según Internet, la mejor ventana de reserva es de 6 a 8 semanas antes de tu vuelo, o aproximadamente 3 meses antes de tu vuelo si viajas durante la temporada alta.

En general, los precios de los boletos aéreos se disparan cuanto más tarde reserves.

  1. Usa tarjetas de crédito para pagar tus vuelos

Use tu tarjeta de crédito para aprovechar los programas que disponen de millas o puntos que puedes canjear por vuelos, reembolso u otros beneficios de viaje de una aerolínea específica o de un grupo de aerolíneas.

Pero, por supuesto, la forma más rápida de ganar millas es usar una tarjeta de crédito que lo recompense con millas por todo, o una gran parte, de tus gastos.

Ten en cuenta que, por lo general, tendrás que registrarte en los programas de fidelización de las aerolíneas y configurar una cuenta primero.

En algunos casos, registrarse para obtener una tarjeta de crédito de una aerolínea crea automáticamente tu propia cuenta de viajero frecuente, si aún no tienes una.

Las diferentes tarjetas de crédito ofrecen diferentes tasas de conversión de gasto a millas, así que asegúrate de elegir una que se adapte a tus preferencias de estilo de vida y preferencias de aerolíneas.

  1. Comprueba si hay aeropuertos alternativos

Lo más probable es que las aerolíneas tengan tarifas más bajas para aeropuertos más pequeños y / o menos populares, por lo que si no te importa aterrizar en algún lugar aparte del aeropuerto principal y viajar a tu destino previsto por el medio de transporte aplicable, puede ser útil considerar esta opción para ahorrar algo de dinero en tu vuelo. Solo asegúrate de hacer un análisis básico de costo-beneficio (es decir, matemática simple) y examinar si los ahorros de volar a un aeropuerto más pequeño y / o menos popular superan los costos de volar a los aeropuertos populares, incluidos los costos de transporte adicionales (si corresponde) .

  1. Evita viajar durante las temporadas altas

Suena obvio 🙂 pero si lo puedes evitar esas fechas como los meses de verano, puentes, fines de semana largos puedes ahorrar unos cuantos euros en un vuelo.

En conclusión…

El vuelo más barato puede no ser necesariamente el mejor, ya que puede venir con una gran cantidad de términos y condiciones que hacen que su trato sea muy inflexible, especialmente en momentos de circunstancias imprevistas.

Por ejemplo, si has reservado boletos con meses de anticipación, pero tu hijo se enferma durante el período en el que se supone que deben volar, ¡el aplazamiento de las fechas de vuelo puede generar una cantidad considerable de dinero!

Y si la aerolínea no permite ningún aplazamiento, es muy posible que tengas que perder los billetes. Usar una tarjeta de crédito que ofrezca un seguro de cancelación / interrupción de viaje para reservar tu vuelo puede ayudar a que tu cartera evite recibir un gran golpe.

Categorías
Consejos

5 Consejos para evitar altas tarifas de billetes de avión

1 Conoce la franquicia de equipaje

Las aerolíneas generalmente te permiten una maleta personal y una bolsa de mano en cabina; bolsas adicionales se convierten en equipaje facturado. Problema: para el equipaje de mano, las medidas de límite de tamaño difieren según la aerolínea. Revisa tus maletas con mucha anticipación; el precio aumenta a medida que te acercas a la fecha de tu viaje.

Algunas aerolíneas te permitirán facturar equipaje en online, otras mostrador. Consulte precios y políticas antes de reservar. Si eres miembro del programa de viajero frecuente de la aerolínea, verifica si tu estado de membresía te da derecho a equipaje documentado gratis.

2 Aprovecha los períodos de cancelación de reserva

Hacer una reserva se inicia un contrato entre tu y tu aerolínea seleccionada. Paga el pasaje aéreo, y ambas partes están comprometidas con los términos, incluido el nombre en tu billete. Problema: una vez que comprse el vuelo, los cambios o la asistencia personal te costarán. La mayoría de las aerolíneas cobran entre  50 y  100€ adicionales si rehaces para cambios 24 horas posteriores a la compra; después de eso, las tarifas de cambio pueden aumentar, variando bastante. Solicita asistencia por teléfono y puedes llegar a pagar algo más.

Solución: la mayoría de las aerolíneas permiten un período de cortesía de 24 horas entre la reserva y el pago. Además, la mayoría permite 24 horas después del pago para que solicites un reembolso. No te dejes tentar por un vuelo aparentemente barato si no estás seguro de tu propio horario o el de otra persona. Cada cambio te costará un extra, y aunque eventualmente puedes hacer cambios en tu reserva, eso también afectará tu economía.

Conoce la política de tu compañía aérea antes de comprar tu vuelo. Una vez más, una membresía de viajero frecuente podría ser tu pase para cambios de asiento gratuitos. Algunas aerolíneas ofrecen a los clientes leales actualizaciones gratuitas de asientos hasta varios días antes de tu vuelo.

  1. Evitar el tratamiento preferencial

Ahora obtienes clases con títulos como Turista, Primera Clase, Business, y se incluye muy poco en el precio básico del billete. Problema: las aerolíneas ahora cobran tarifas a la carta por cada servicio adicional, incluyendo parte de la cabina, selección de asientos, espacio para las piernas o asientos gigantes, abordaje prioritario, «comodidad extra» o «comodidad económica», check-in anticipado y comida o bebidas.

Los complementos pueden costar entre 10 y 200€, dependiendo de lo que elijas.  Incluso para los miembros de clubes de viajero frecuente, el uso de sus millas «gratis» puede costar una tarifa de reserva.

Solución: Si bien las comodidades pueden tentar, las tarifas pueden no valer los gastos adicionales en vuelos cortos. Traer una mascota puede agregar 250€ a un vuelo doméstico de ida y vuelta; esa cifra cubriría fácilmente la tarifa de un cuidador de mascotas profesional.

Cuando comiences a hacer clic en las opciones, considera primero si es algo que realmente necesitas. Imprime tu propio billete o descárgalo en tu teléfono inteligente. Incluso si conoces las tarifas de una aerolínea, revísalas nuevamente, ya que «los precios están sujetos a cambios sin previo aviso». Si una aerolínea baja su tarifa, puede reclamar un reembolso por la diferencia, dependiendo del contrato de transporte de tu aerolínea.

  1. Conoce las políticas de tarifas de las aerolíneas para vuelos internacionales

Las políticas de los transportistas aéreos pueden ser drásticamente diferentes en cada país. Los requisitos de impuestos y aranceles son solo el comienzo. Problema: Pagar con tarjeta de crédito en lugar de débito puede costarte una tarifa adicional.

El equipaje cuando viajas con un bebé varía dependiendo de si pago un boleto de bebé o no, qué porcentaje de la tarifa que pago, con qué compañía aérea viajas y a qué destino viajas. Los equipos deportivos y otros equipos especializados pueden llevar su propia tarifa.

Solución: identifica los costos antes de reservar. Trata de saber lo que estás eligiendo y por qué lo estás eligiendo. Incluso si crees que algo debería incluirse o ser económico, consulta (y luego verifica) los sitios web y los contratos de transporte de los transportistas. No hacerlo puede costarte más de lo que piensas.

  1. No compres un seguro de viaje si no lo necesitas

Tanto las aerolineas, como las páginas de reservas te ofrecerán un seguro de viaje. Muchos incluso pueden insistir o «recomendar» que compres un seguro de viaje. Esto puede incluir un seguro de cancelación de viaje (que proporciona un reembolso si tienes que cancelar tu viaje debido a un incidente inesperado), un seguro de accidente de viaje (paga un beneficio si muere o sufres una discapacidad grave en un accidente de una aerolínea) y la pérdida de equipaje o demora la cobertura .

Problema: Algunas aerolíneas (y algunos países) requieren que tengas una póliza de seguro de viaje para volar. El seguro de viaje es obligatorio para vuelos desde y hacia muchos países europeos, por ejemplo. Pero el seguro de viaje puede agregar un gran costo adicional a tu vuelo. Pero los sitios de viajes, los agentes y las aerolíneas generalmente reciben una comisión ordenada de las compañías de seguros asociadas y pueden venderle una póliza de seguro costosa con beneficios pésimos si no tienes cuidado.

Solución: Obtener un seguro de viaje es una buena idea, pero siempre tómate el tiempo para comparar e investigar las ofertas de seguro de viaje por tu cuenta. También es importante que sepas que muchas tarjetas de crédito te brindan cobertura con un seguro de viaje de cortesía cuando las usas para pagar tu vuelo. La cobertura más común que obtienes de las tarjetas de crédito es el seguro de accidentes de viaje, pero las tarjetas premium pueden ofrecer un seguro de interrupción o cancelación de viaje, seguro de retraso o pérdida de equipaje e incluso cobertura de retraso de viaje. Si compras tus billetes online, probablemente usa una tarjeta de crédito para pagar, así que verifica los beneficios de tu tarjeta de crédito. Es posible que ya estés asegurado.

Categorías
Consejos

8 Consejos para superar tu miedo a volar

  1. Averigua qué te asusta

Averigua qué te asusta y examina cómo se desencadena tu reacción de ansiedad para saber cómo superar tu miedo a volar. Tu objetivo es identificar tus desencadenantes particulares, para que puedas controlar tu miedo cuando los niveles de ansiedad son bajos. Aprender lo que te excita hace que sea más fácil desactivarlo.

  1. Súbete al avión con conocimiento.

La ansiedad se nutre de la ignorancia y se alimenta de «¿y si….?» tener pensamientos sobre catástrofes por ejemplo.  Los pensamientos están limitados por los hechos. Familiarizarse con los hechos es importante, no eliminarán tu ansiedad, pero te ayudarán a manejarla.

  1. Anticipa tu ansiedad.

La ansiedad anticipatoria es lo que experimentamos en anticipación de un miedo. A menudo es la ansiedad más intensa que experimentarás durante tu vuelo, pero no es un predictor preciso de cómo te sentirás en el vuelo. Con frecuencia es mucho mayor de lo que realmente experimentas.

  1. Separar el miedo del peligro.

A menudo es difícil separar la ansiedad del peligro porque tu cuerpo reacciona exactamente de la misma manera a ambos. Asegúrate de etiquetar tu miedo a volar como ansiedad. Piensa tu mismo que la ansiedad hace que tus pensamientos atemorizantes sean más propensos a ocurrir, y recuérdate que sentirte ansioso no significa que estés en peligro. Estás a salvo incluso cuando sientes ansiedad intensa.

  1. Reconoce que el sentido común no tiene sentido.

Parte A: La ansiedad engaña al sentido común.

La ansiedad te engañará haciéndote creer que estás en peligro cuando estés perfectamente seguro. Tus instintos en estos casos siempre te dirán que debes evitar, pero si sigues estos sentimientos, siempre estarás reforzando tu ansiedad.

Parte B: puedes ser más astuto que la ansiedad.

Como regla general, haz lo contrario de lo que los sentimientos de ansiedad te dicen que hagas. Lucha contra lo que la ansiedad te dice que hagas, pero acepta la incomodidad que trae la ansiedad.

  1. Aprender y saber cómo es un vuelo

Para controlar la ansiedad cuando pasas una turbulencia por ejemplo, aprende sobre los aviones y cómo están diseñados para manejar las turbulencias. Concéntrate en controlar tu ansiedad, en lugar de cuándo terminará la turbulencia o qué tan grave puede llegar a ser. Recuerda que estás a salvo.

  1. Educa a tus compañeros de viaje sobre cómo deben ayudarte.

Si no viajas solo, las personas que viajen contigo deben saber qué te asusta, junto con lo que más te ayuda a sobrellevar la ansiedad durante un vuelo. Tu tarea es ser claro acerca de tus desencadenantes y preguntar específicamente qué es lo que te resulta más útil.

  1. Valorar cada vuelo.

La exposición es el ingrediente activo para superar tu fobia. Cada vuelo te brinda la oportunidad de facilitar el próximo. Tu objetivo es volver a entrenar tu cerebro para volverte menos sensible a los desencadenantes que lo desencadenan.